jueves, 19 de mayo de 2011

MEJILLONES FRITOS


Para 1 kg. de mejillones. Se les quitan las barbas a los mejillones y se lavan bien en agua fría abundante. Se ponen en una cacerola: 1 vaso (de los de vino) de agua fría y otro de vino blanco, un poco de sal y los mejillones. Se tapa la cacerola y se pone a fuego vivo unos 5 minutos. Cuando se les abre el caparazón negro ya están en su punto.
Se quita el bicho con mucho cuidado para no estropearlo y se reservan en un plato con un paño húmedo encima para que no se sequen.
Se prepara la masa de freír. En una ensaladera se pone 125 gr. de harina fina en círculo; en medio se añade 1 decilitro de leche fría (V, de vaso de vino), 11⁄2 cucharada sopera de
aceite fino y 11⁄2 cucharada sopera de vino blanco: Se mezcla todo esto sin moverlo demasiado, con un pellizco de sal. Cuando se vayan a freír los mejillones se añade a esta masa 1 cucharadita (de las de moka) de levadura Royal. Se mezcla bien y se meten los mejillones dentro, sacándolos para echarlos en una sartén con aceite bien caliente (el punto del aceite se verá friendo antes una rebanadita de pan). 
Se sirven enseguida.

No hay comentarios:

>