jueves, 13 de enero de 2011

FUMARIA (Fumaria officinalis) - Ictericia, digestiones difíciles, herpes.


FUMARIA (Fumaria officinalis)

Su nombre deriva de humo, por su apariencia de estar recubierta de humo.

También llamada palomilla o gitanilla.

Se emplea la parte aérea.

Contiene fumarina o protopina (0,13 %), que le confieren a la planta propiedades antihistamínicas, antiasmáticas, antiserotonínicas, antiinflamatorias y antiarrítmicas.

Contiene sales de potasio, con acción diurética.

Tiene acción antiespasmódica del esfinter de Oddi y acción reguladora por tanto del flujo biliar.

Parece que esta propiedad se debe a la presencia de flavonoides y ácidos fenólicos (ácido fenílico, ácido protocatéquico, ácido cafeico, ácido clorogénico).

Tiene acción antitóxica que se debe a la presencia de ácidos alifáticos (fumárico, cítrico, glicólico, láctico, málico, succínico).

Se ha observado en el perro que tiene acción hipotensora y efectos cardiovasculares y respiratorios semejantes a la papaverina.

Existe otra especie de fumaria (Fumaria vaillantii) que se usa en la hipertensión.

Se la ha considerado como un buen depurativo y parece ser que tiene una acción positiva sobre el páncreas.

Se emplea en la ictericia, digestiones difíciles, herpes, trastornos cutáneos como eczema, alergias, etc.

Es laxante, y tónica.

Deben evitarse la sobredosis.

No hay comentarios:

>