miércoles, 8 de diciembre de 2010

Afecciones de la piel - Pomada regeneradora




Introducción

Caléndula significa maravilla.

Esta planta es sobre todo beneficiosa para las afecciones de la piel, como los eccemas, los granos, las quemaduras o los forúnculos.

También es buena como infusión para la circulación y las reglas dolorosas y para el aparato digestivo y el hígado.

En guisos, tiene propiedades fortalecedoras del corazón.

Ingredientes
50 g de cera de abejas
1 vaso de aceite de oliva
1 puñado de flores secas de caléndula

Preparación
Fundir la cera al fuego, en cazuela de barro y con cuchara de madera.

Añadir el aceite de oliva y las flores secas de caléndula.

Homogeneizar en caliente sin llegar a hervir, durante unos 45 minutos a fuego lento sin que salga humo.

A continuación se filtra, a través de una gasa, a un tarro, donde reposará hasta que enfríe y solidifique.

Uso
Aplicar sobre la zona afectada.

Preservar la pomada de la luz y mantenerla lejos del alcance de los niños.

No hay comentarios:

>