martes, 7 de septiembre de 2010

Acebo (Ilex aquifolium)


El acebo es un pequeño #arbusto# que puede alcanzar fácilmente los 10 m. de altura. Lo más característico de esta #especie# son sus #hojas#, muy duras y tiesas, de forma parecida a las del laurel, pero onduladas y con espinosos dientes en su contorno; son lampiñas y bastante relucientes. Es un arbusto que permanece verde todo el año. El #fruto# es globuloso, del tamaño de un guisante, pero liso y brillante; se trata de un fruto carnoso muy tóxico, que suele ocasionar problemas en niños que lo comen atraídos por su atractivo color, lo que da lugar a intoxicaciones que en muchos casos devienen mortales. Se cría de forma espontánea en las zonas umbrías de nuestros bosques, más frecuentemente en el norte de la Península.

Administración:
.- Decocción. Una cucharada de postre por taza de agua. Se deja hervir 2 minutos y se toman 2 tazas al día. Nunca se debe hacer la #decocción# a partir de los #frutos#.
.- Polvo. Las #hojas# reducidas a polvo se pueden consumir a razón de 1-2 gr. al día, bien directamente o encapsulado.

Floración:
Florece de abril a junio y sus #frutos# maduran a finales de septiembre. Estos frutos se mantienen en el árbol durante gran parte del año, pero desde el punto de vista terapéutico lo único que interesa de ellos es que no lo consuman los niños, ya que las intoxicaciones a que dan lugar -con cantidades relativamente pequeñas- pueden ser mortales en muchos casos. Para uso medicinal se recolectan las #hojas#, que están presentes todo el año, siempre verdes. En Navidad suele ser muy típico recoger algunas ramitas de este árbol para adornar, junto al muérdago, mesas y cestos. Conviene tener cuidado y no pincharse con las espinas.

Usos Comunes:
Tóxico Antipirético Antidiarreico 

No hay comentarios:

>