miércoles, 25 de agosto de 2010

¿A quién se le antojan unos chiles en nogada?

chiles en nogada ¿A quién se le antojan unos chiles en nogada?
Ya es agosto, y por lo menos en mi tierra natal, llega el momento de los chiles en nogada. Estandarte de la gastronomía poblana, este platillo es rico tanto en sabor como en historia. Empecemos con el relato. Cuentan las leyendas que los chiles en nogada surgieron en el convento de Santa Mónica, como un homenaje para Agustín de Iturbide tras firmar en Córdoba (Veracruz) el documento que daba fe de la Independencia de México.
Para agasajar a Iturbide, las monjas crearon un platillo que conjuntara los colores de la bandera del Ejército Trigarante (y posteriormente, de nuestro lábaro patrio). Los chiles en nogada básicamente consisten en un chile poblano relleno de un guisado de picadillo y frutas, cubierto con crema de nuez, perejil y granada. A veces se sirven de forma capeada, con diversas variaciones dependiendo la región donde se cocine. Se dice que el platillo orginal tiene una veintena de ingredientes en el relleno, e incluso, que ciertos restaurantes de alta cocina emplean hasta cincuenta.
Hoy me he encontrado con una receta sencilla en el blog de cocina de mi amigo Antonio Martínez (¿por qué los escritores tienen esta propensión por la gastronomía?). A propósito, retomo sus instrucciones para preparar este exquisito platillo. Primero, necesitamos los siguientes ingredientes

  • 12 chiles poblanos asados y pelados
  • Medio kilo de falda de res cocida y deshebrada,
  • Medio kilo de pierna de cerdo cocida y deshebrada
  • Tres dientes de ajo picados
  • Media cebolla picada
  • Dos manzanas
  • Dos perones
  • Dos peras
  • Dos duraznos sin piel y en cubitos
  • Un puño de uvas pasas
  • Un puño de piñón rosa
  • Un acitrón en cubitos
  • Azúcar, sal, pimienta y nuez moscada rallada
  • Granada y perejil picado para servir.
Para hacer la nogada se necesita:
  • 100gr de almendras peladas
  • 300gr de nuez de castilla pelada
  • 150 gr de queso doble crema
  • 150 gr. de queso de cabra
  • Leche y azúcar al gusto
  • Una copita de jerez dulce
De acuerdo con el chef Toño, los pasos a seguir son:
En una olla, freímos el ajo y la cebolla, agregados la carne y sazonamos, una vez que se haya integrado agregamos las frutas: manzana, perón, pera y durazno en ese orden, una vez integrado agregamos las pasas, los piñones y el acitrón. Salpimentamos, agregamos la nuez moscada y depende de nuestro gusto un poco de azúcar. Dejamos enfriar y rellenamos los chiles, se reservan (si queiren capearlos, adelante).
En la licuadora muelo las almendras, las nueces, los quesos, la leche y el jerez para preparar la nogada, depende del gusto agrego azúcar, rectifico sazón.
Para servir, en un plato pongo el chile relleno, el cual baño con la nogada y agrego granos de granada y perejil fresco picado. Los sirvo a temperatura ambiente y la nogada ligeramente más fresca (ésta no se debe calentar).
¡Listo! Tenemos un platillo para disfrutar las fiestas patrias. Claro, si no quieren ensuciarse las manos, pueden buscar en diferentes fondas o restaurantes de acuerdo con su bolsillo (el precio varía desde los $70 hasta los $350). Si conocen una mejor receta (o algún secreto de la abuelita), compártanlos en los comentarios, que para eso están.
Fuente: Vivir México 


No hay comentarios:

>