miércoles, 11 de agosto de 2010

Artemisa (Artemisia vulgaris)

La artemisa es una planta tubuliflora, considerada como una #especie# de ajenjo, no solo morfológicamente sino también por sus propiedades medicinales. Tiene una capa gruesa y un #tallo# rollizo, anguloso, con estrías, con o sin vello y más bien de color rojo. Las #hojas# son verde oscuras en la cara superior y blancuzcas en el reverso. La planta se cría en los setos y ribazos de la mitad septentrional del país, sobre todo en los valles pirenaicos; le gusta crecer entre los escombros y como mala hierba en las superficies sembradas de césped. Está considerada como una de las plantas medicinales más antiguas del mundo.

Administración:
Hay que recordar que la planta resulta tóxica en dosis elevadas. El #polen# de artemisa puede producir alergia y su uso está desaconsejado en embarazadas.
.- Infusión. 30 g de #hojas# y #flores# secas se añaden a 1l. de agua hirviendo; se endulza con azúcar o miel y se toma una taza de la #infusión# por las mañanas. Esta Formas de administración está especialmente recomendada en mujeres con menstruaciones difíciles; para ello se debe comenzar su administración 5-6 días antes del comienzo del periodo.
.- Polvo. Se mezcla una pequeña cantidad de polvo de la planta en cantidad doble de azúcar. Para tomar 4 veces al día. En #farmacia# se puede encontrar, además de la planta troceada, comprimidos elaborados, extracto vegetal y presentaciones compuestas junto con otras plantas.

Floración:
La artemisa florece en verano. De interés #farmacéutico# son las extremidades floridas, así como las #hojas#. Una vez recolectadas las partes útiles, se desecan al aire o en secadero.

Usos Comunes:
Aperitivo Emenagogo Antimicrobiano 

No hay comentarios:

>