viernes, 11 de junio de 2010

Judía (Phaseolus vulgaris)

Es una conocida #planta anual#, originaria de América, que en la actualidad se cultiva por todo el mundo. Se pueden distinguir distintas #variedades# botánicas que, a parte de la diferencia en la forma y color de la habichuela, presentan también diferencias en el desarrollo y crecimiento de la planta, aunque no muy marcadas. Es una planta que no resiste el frío ni mucho menos las heladas, por lo que para su cultivo se debe esperar a que éstas pasen. Una peculiaridad de los #tallos# de judías es que al encontrar una pértiga que las sustente se van enrollando en ella, girando siempre hacia la izquierda.

Administración:
.- Infusión. Cinco gramos de vainas de judía se añaden a 250 mililitros de agua ya hervida, dejándolo en contacto durante quince minutos; se filtra a continuación y se pueden tomar del líquido preparado hasta dos tazas al día.
.- Decocción. Siete gramos de vainas de judía se añaden a 300 mililitros de agua en ebullición, manteniéndolo a esta temperatura durante cuatro minutos, para proceder a su filtrado posterior; se pueden tomar un total de tres tazas al día.

Floración:
Florece a partir del mes de mayo, cuando eclosionan unas pequeñas florecillas amarillas o blanquecinas. La recolección de las vainas se llevará a cabo antes de que terminen de madurar, para evitar que la vaina se abra y caigan las #semillas#. La vaina es de forma alargada, con los extremos acabados en punta; en su interior se encuentran las semillas, aplastadas, de forma arriñonada y en número variable. Para proceder a su cultivo se deben emplear estas #semillas#.

Usos Comunes:
Diurético Hipoglucemiante Reconstituyente

No hay comentarios:

>