viernes, 11 de junio de 2010

Hierba de Santa María (Tanacetum balsamita)

La hierba de Santa María es una #planta vivaz#, de las que echan nuevos vástagos en primavera. Posee una cepa recia, ramificada horizontalmente, con numerosas raíces que surgen del rizoma. El #tallo# es anguloso, con algunos surcos, y las #hojas# están sostenidas por un largo rabillo. Las hojas superiores muestran pequeños apéndices en la base del rabillo y las más jóvenes se hallan totalmente recubiertas de un vello corto y raso, que van perdiendo a medida que se hacen adultas. Se cría en huertas y jardines, asilvestrada y en cualquier suelo no muy seco. Es originaria de Asia Menor.

Administración:
.- Polvo. Se emplean de 2 a 4 g. de la hierba debidamente micronizada. Esta dosis se debe repetir, según criterio facultativo, los días que sean necesarios y debe ir seguida de la administración de un #purgante#.
.- Infusión. Basta con una cucharada de postre por taza de agua hirviendo. Se toma a razón de una taza al día, preferentemente en ayunas.

Floración:
Es una hierba que se deja ver en verano. Al llegar esta época florece y se hace adulta, permaneciendo toda la estación florida. Luego, con la llegada del otoño, se recoge hasta la primavera siguiente. De la recolección con fines medicinales interesa la sumidad florida. Una vez recogida, debe secarse y guardarse herméticamente para evitar que se pierdan sus principios activos.

Usos Comunes:
Vermífugo Colerético Emenagogo

No hay comentarios:

>