viernes, 11 de junio de 2010

Hierba de las siete sangrías (Lithospermun fruticosum)

La hierba de las siete sangrías forma una extensa #mata# de color verde ceniciento y de tacto bastante áspero. Se compone de muchas ramas y ramitas leñosas y de jóvenes brotes muy tiernos, que son los que traen las #flores#. Las #hojas# son estrechas, sin rabo, parecidas a las del romero, solo que un poco más cortas y cubiertas de pequeños pelos cortos, que son los que comunican la aspereza a la planta. El #fruto# se compone de tres o cuatro granitos lisos, blanquecinos, que se alojan en el fondo del #cáliz#. Esta hierba se cría en los terrenos calcáreos de tierra baja, por casi toda la Península, aunque también se ha encontrado a casi 2000 m. de altura.

Administración:
Como la mayoría de las hierbas de empleo medio, la mejor manera de consumirla es en forma de #infusión#. La proporción que se recomienda es de tres partes de la hierba por cien de agua. Esta infusión se toma dos o tres veces al día, después de las comidas. Asimismo, se puede usar externamente, en forma de lavados.

Floración:
En algunas zonas florece a partir del mes de marzo, continuando durante todo el mes de abril; pero en tierras altas se han visto #flores# en pleno mes de junio. De la recolección nos quedamos con los brotes de #hojas# y flores, los cuales se recogen cuando la planta está en su época de máxima floración. Una vez recogidos, se ponen a secar a la sombra o en secadero, a temperaturas no demasiado elevadas, para que la hierba conserve sus propiedades medicinales.

Usos Comunes:
Febrífugo Parasiticida Vulnerario 

No hay comentarios:

>