martes, 29 de junio de 2010

Cazuela de pasta al horno

Ingredientes para 4 raciones:
400g Pasta fresca al huevo (en tiras de pasta de unos 2 cm y 1/2 de
anchura que se preparan amasando 300g de harina con 4 huevos y una pizca de
sal). Se puede sustituir por pastas industriales, por ejemplo lasagna
cortándola como las medidas que se dan.

Para el condimento:
50 g de mantequilla
80 g de hígados de pollo (limpios y preparados para la cocción);
2 cucharadas de aceite
3 cucharadas de guisantes
80 g de jamón cortado en dados
1 cucharada de peraiil picado
1 cebolla pequeña
100 g de champiñones
zumo de 1/2 limón
1/2 vaso de vino blanco seco
3 cucharadas de queso
parmesano rallado, sal y pimienta.

Para la salsa:
40 g de mantequilla;
40 g de harina;
400 cc. de leche;
80 cc. de crema de leche;
2 cucharadas de queso parmesano rallado;
sal y pimienta.

Para la cazuela de horno(de bordes altos): 1 nuez
de mantequilla; 2 cucharadas de pan rallado.

Preparación del condimento:
Limpiar bien los champiñones, lavarlos en agua acidulada con zumo de limón,
secarlos y cortarlos en rodajas finas.
Picar muy fina la cebolla y dorarla suavemente en una cazuela de barro con
el aceite, 20 gramos de mantequilla y los dados de jamón.
Añadir las rodajas de champiñones, al cabo de diez minutos, agregar los
hígados de pollo troceados y pasados otros cinco minutos, los guisantes.
Removerlo todo, sazonar con sal y un poco de pimienta recién molida, rociar
con el vino blanco, dejar que éste se evapore y luego añadir el perejil
picado muy fino, mezclar y apagar el fuego.

Preparar mientras la salsa bechamel con los ingredientes de la salsa, una
vez tengamos la salsa bechamel lista, tiene que quedar clarita, le
mezclaremos el condimento que hemos preparado previamente.

Mientras tanto hervir la pasta "al dente", escurrirla bien y condimentarla
rápidamente, en otro cuenco, con el resto de mantequilla cruda y dos
cucharadas de queso parmesano rallado.

Poner una capa de pasta en la cazuela de barro, que previamente habréis
untado con mantequilla y espolvoreado con pan rallado. Verter encima unas
cucharadas de la salsa preparada y luego ponga dos capas más de pasta y de
salsa, terminar con capa de salsa.
Espolvorear con el resto de queso parmesano rallado sobre la superficie de
la pasta, poner el recipiente en el horno a temperatura media/alta (180
grados) durante unos 20 minutos.
Servir, del horno a la mesa.




No hay comentarios:

>