sábado, 12 de junio de 2010

Berenjenas asadas/rebozadas



Preparación simple y de buen resultado final

Cantidades de acuerdo al numero de comensales.

Se toman unas berenjenas tiernas y frescas, le pasareis un paño humedecido para limpiarlas cortarles el pedúnculo (el rabillo verde), las pintáis de aceite de oliva y las ponéis en una placa de horno, el horno lo tendréis a una temperatura de unos 180 grados C. Metéis la bandeja y asáis las berenjenas, les dais alguna vuelta si veis que se os esta tostando demasiado por alguna parte.


Una vez asadas las dejáis enfriar y cuando estén templadas y no hay peligro de quemarse, le quitáis la piel negra con mucho cuidado de no quitar carne.

Una vez peladas os quedaran aplastadas, las sazonáis con sal al gusto, rebozáis pasándolas por harina y huevo y las feries.


Una vez fritas quedan listas para acompañar a unos filetes, chuletas etc.

Si no queréis freírlas y preferís comerlas tal cual, una vez peladas las abrís hacéis tiras y les quitáis las simientes (aunque en casa las comeis sin quitar nada), las sazonáis de sal al gusto y aderezáis con aceite y vinagre.

No hay comentarios: