viernes, 7 de mayo de 2010

Pedro Laín Entralgo, historiador de la medicina


Pedro Laín Entralgo (1908-2001), médico y ensayista, especialista en psiquiatría y abierto al general conocimiento, se definió intelectualmente a sí mismo como 'historiador de medicina, antropólogo, ensayista y dramaturgo de domingo'. El grueso de su obra se centra en dos aspectos: la Historia de la Medicina –parcela en la que se le considera la máxima autoridad hispana– y la Antropología filosófica y cultural, ahondando en el 'problema de España' y su cultura. Destacó también en su labor como articulista en prensa, fue miembro de diferentes instituciones académicas e hizo méritos suficientes para ser reconocido internacionalmente.

Hijo de un médico rural, siguió los pasos de su padre y se licenció en medicina, especializándose posteriormente en Psiquiatría. En 1932 completó la formación de esta especialidad en Viena (1932), donde Sigmund Freud (1856-1939) estaba impulsando definitivamente el Psicoanálisis. Y en 1942 ganó la Cátedra de Historia de la Medicina en la Universidad Complutense de Madrid. Entre sus haberes, cabe señalar su nombramiento como doctor honoris causa por las universidades de San Marcos de Lima (Perú), Valencia y Toulouse.

Influido por el pensamiento de José Ortega y Gasset (1883-1955) y de Xavier Zubiri (1898-1983), elaboró una antropología filosófica (integra conocimiento de ciencias biológicas y humanas) que considera la biología, la fisiología y la neurología, junto al análisis de la historia y la realidad españolas.

Su orientación conservadora le llevó a ponerse al lado de los militares sublevados durante la Guerra Civil Española (1936-1939). Se afilió a Falange Española y de las JONS, y colaboró en los órganos de propaganda y difusión de este partido de ideología fascista. Al finalizar la contienda, fundó y dirigió la revista literaria Escorial, dependiente de Falange, con un propósito de continuar la renovación cultural iniciada por la Revista de Occidente (fundada por Ortega y Gasset), Cruz y Raya (fundada por José Bergamín) y La Gaceta Literaria (fundada por Ernesto Giménez Caballero).

Durante la etapa política franquista, y a través de la revista Escorial, Laín intentó una apertura “europeizante” que fue censurada, lo que le llevó a un distanciamiento ideológico con el régimen franquista. Como rector de la Universidad Complutense de Madrid (1952 a 1956), también realizó un intento frustrado de apertura intelectual. Con el tiempo, habría de arrepentirse de su compromiso político con la dictadura, culpándose de ingenuidad, desconocimiento y deficiencia.

Fue miembro de número de la Real Academia de Medicina (1946), de la Real Academia Española (1954) –institución que dirigió de 1982 a 1987– y de la Real Academia de la Historia (1962). Además, se le distinguió en vida con honores y prestigiosos galardones, entre otros el Premio Montaigne de la Fundación Von Stein de Hamburgo (1976), el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades (1989) y el Premio Nacional de Investigación Humanística Ramón Menéndez Pidal (2000).


Tras su jubilación docente (1978), mantuvo la actividad intelectual hasta su muerte en 2001, a los noventa y tres años de edad. Se había entregado a la historia de la medicina y pasaba a formar parte de la misma, dejando una importante obra:

- Historia de la Medicina: Medicina e Historia (1941), Estudios y apuntes sobre Ramón y Cajal (1945), Historia de la Medicina Moderna y Contemporánea (1954), La curación por la palabra en la Antigüedad clásica (1958), La relación médico-enfermo, historia y teoría (1964), La medicina actual (1973), etc.

- Antropología filosófica y cultural: Sobre la cultura española (1943), La antropología en la obra de Fray Luis de Granada (1945), La generación del 98 (1945), España como problema (1949), La espera y la esperanza (1957), Teoría y realidad del otro (1961), etc.
***
Enlaces:
Pedro Laín Entralgo, biografía de la Gran Enciclopedia Aragonesa
Pedro Laín Entralgo, biografía por Justo Fernández López
Pedro Laín Entralgo y la Historia de la Medicina en España

No hay comentarios:

>