jueves, 22 de abril de 2010

Las ciudades más contaminadas del mundo

La_oroya

Las ciudades más contaminadas del mundo. Agua, aire y tierra tan contaminados que hacen la vida imposible, muchas personas habitan en zonas en donde los niveles de contaminación ambiental son tan elevados que sufren día a día consecuencias inimaginables; desde diversos tipos de cáncer hasta malformaciones, abortos, retraso mental, alteraciones neurológicas, entre muchas otras más.

Ya te he presentado la primera lista de Los lugares más contaminados del mundo, y en esta oportunidad continúo el listado con otros sitios que vale la pena mencionar, pero que lamentablemente no son los únicos que existen en el planeta.


La Oroya, Perú

En la Oroya la contaminación de plomo, cobre, zinc y dióxido de azufre alcanza niveles exorbitantes; la causa de esta situación es la explotación minera y el procesamiento de metales pesados.

El nivel de plomo que existe en el suelo y agua, además del que se encuentra presente en el 99% de los niños peruanos es el triple del límite marcado por la OMS. Lo lamentable es que aún si se tomaran medidas para frenar la contaminación de plomo, el que ya se encuentra en la tierra, permanecerá allí por siglos.

dzerzhinsk

Dzerzhinsk, Rusia

Productos químicos y subproductos tóxicos como gas sarín y VX de gas están arruinando la vida de 300 mil personas en Rusia. Dichos contaminantes fueron generados por la fabricación de armas químicas en la guerra fría.

La cuidad de Dzerzhinsk entre los años 1930 y 1998, fue usada como depósito de casi 300.000 toneladas de residuos químicos, incluidas peligrosas neurotoxinas para el hombre; parte de la cuidad presenta una contaminación de dioxinas y fenol que supera 17 millones veces el límite de seguridad.

La cuidad de Dzerzhinsk ha entrado al libro Guinnes de los Récords por ser la ciudad más contaminada químicamente en la Tierra y su tasa de mortalidad supera a la de natalidad en un 260%.

norilsk

Norilsk, Rusia

El aire está contaminado con dióxido de azufre, metales pesados, fenoles y demás partículas potencialmente dañinas a causa de la actividad minera y procesamiento de metales.

En Norilsk se funde la mayor cantidad de metal del mundo, liberando al aire más de 4 millones de toneladas de cadmio, cobre, plomo, níquel, arsénico, selenio y zinc al año.

Las enfermedades respiratorias y la tasa de mortalidad son más altas que las de toda Rusia y dentro del radio de los 48 km de la fundición de níquel, no se ve ni una sola planta, está rodeado por un estéril desierto.

chernobyl

Chernobyl, Ucrania

La radiación es la principal contaminación de esta zona a causa de la crisis nuclear acontecida en el año 1986. Más de 5 millones y medio de personas están expuestas a condiciones de vida infrahumanas y llevan en sus cuerpos niveles altísimos de radiación.

La explosión de la planta nuclear de Chernobyl generó 100 veces más radiación que las bombas en Hiroshima y Nagasaki juntas. Actualmente la zona que rodea la planta, aproximadamente 30 km a la redonda, es inhabitable.

sumgayit

Sumgayit, Azerbaiyán

Productos químicos orgánicos, petróleo y metales pesados generados por las industrias petroquímicas y complejos industriales afectan la vida de 275 mil personas en la Unión Soviética.

Durante el peor período de contaminación, las fábricas liberaban anualmente 120.000 toneladas de emisiones nocivas; la mayoría de estas instalaciones fueron cerradas pero los desechos tóxicos siguen presentes.

KABWE

Kabwe, Zambia

Plomo y cadmio causados por la extracción y el procesamiento de plomo afectan a 255 mil personas en Kabwe. Si bien las minas y la fundición que causaron este desastre ambiental ya hace años que no funcionan, los niveles de plomo en la zona son elevadísimos, superan 10 veces los admisibles y pueden ser lo suficientemente altos como para matar.

El nivel de plomo en la sangre de los niños no tiene precedentes, afortunadamente el Banco Mundial ha asignado un millonario presupuesto para comenzar con las tareas de limpieza y así asegurar una calidad de vida digna a los pobladores.



No hay comentarios: