jueves, 22 de abril de 2010

El Volcán Eyjafjallajökull y la Erupción del Toba

Después de varios días oyendo en todo tipo de medios de comunicación las diversas consecuencias de la explosión del volcán Eyjafjallajökull en Islandia y más en concreto la extensa nube que ha paralizado el tráfico aéreo europeo, puede resultar de interés realizar una comparativa con otras grandes erupciones del pasado y más concretamente con la más mortífera de todas de época reciente: la erupción del Toba.


El volcán del lago Toba en Sumatra entró en erupción alrededor de 75.000 años atrás causando una de las mayores erupciones conocidas de la Tierra. Los estudios indican que dicha explosión sumió al planeta en un invierno volcánico de 6 a 10 años de duración y un cambió climático del cual tardaría el planeta en recuperarse cerca de un milenio, en los cuales la luz solar fue incapaz de traspasar la espesa nube de cenizas creada. Esto se tradujo en una severa reducción de la población humana y de muchas especies que se estima en cerca del 90%.


El único evento reciente que puede asimilarse fue la erupción en 1815 del Monte Tambora en Indonesia que causó en el hemisferio norte lo que se denominó el 'año sin verano'. Y sin embargo, la comparación con Toba resulta insignificante con tan solo observar en el gráfico el volumen de elementos piroclásticos expulsados por este último.

Si una ‘insignificante explosión’ como la del volcán Eyjafjallajökull puede provocar el caos de un continente, ¿que podría ocurrir si hoy día tuviéramos un nuevo Toba?




No hay comentarios:

>