martes, 13 de abril de 2010

El juego de marketing e hipocresía de Apple




Hoy, tras leer un artículo de Óscar Baeza en el que se comenta la estrategia de Apple a la hora de lanzar novedades de hardware y software, no he podido evitar pensar en cómo Apple primero niega ciertos aspectos reclamados por los usuarios y después los lanza como si nadie hubiera dicho nada. Y a los usuarios, de hecho, no parece que nos moleste.


Viajemos al pasado para ver todos los ejemplos. 26 de octubre del 2004, era “pre-iPhone”. En un evento especial de música, Steve Jobs deja claro al público que los vídeos en el iPod no son viables, e incluso mostró el fragmento de una película de Indiana Jones para terminar de convencer. Un año más tarde, en el mismo sitio, Steve presenta el iPod Video en un tono que nos convencía a todos de que sí que era el camino a seguir.


Claro está, que tras ese iPod teníamos toda una tienda de videoclips, cortos de Pixar y otros vídeos en iTunes. Obviamente, Steve sabía que sin una tienda de vídeos propia el iPod vídeo no iba a tener mucho sentido, pero en vez de declarar algo semejante a eso, prefirió convencer al público que el vídeo no era el camino a seguir.




11 de junio del 2007. Ante la enorme demanda de los desarrolladores de poder crear aplicaciones nativas para el iPhone, Steve Jobs presenta un conjunto de facilidades para crear aplicaciones web en el iPhone y comunica que con la ayuda de frameworks como AJAX, no hace falta un SDK. El futuro está en la web.





Nueve meses más tarde, hace dos años, Scott Forstall empezaba a mostrar el iPhone OS 2.0, con un SDK completo listo para todos los desarrolladores. Por supuesto, con ese SDK venía la App Store que cambió el iPhone por completo.


Por último (aunque hay más ejemplos, pero no es necesario ponerlos: copiar y pegar en el IPhone OS, el propio iPhone tras el fiasco del Motorola ROKR...), nos movemos a las keynotes del SDK del iPhone OS 2.0 y 3.0. En ellas, Scott insiste: El multitasking en el iPhone no es necesario. Según él, drena la batería del teléfono y provoca lentitud en el funcionamiento del sistema, de modo que niegan absolutamente que la multitarea sea algo viable.


Hace apenas dos semanas Steve Jobs anunciaba el multitasking en el iPhone OS 4.0 como si fuese algo que evidentemente todo el mundo estaba esperando y olvidándose de lo que habían dicho en años anteriores. “No somos los primeros, pero seremos los mejores”. ¿Por qué no dijeron en su día que estaban trabajando en un modo para ejecutar aplicaciones en segundo plano en vez de decir directamente que el multitasking no servía?


multitasking steve jobs apple iphone os sdk 4.0


Naturalmente, como dice Óscar en su artículo, todo es marketing. Primero haces creer a los usuarios que no necesitan una funcionalidad, y luego la lanzas considerándola una mejora clave. Levantad la mano todos los que hayáis oído de alguien aquello de “es que el multitasking no es necesario en el iPhone, el cambio entre aplicaciones es rápido y no hace falta“.


Mi opinión al respecto es que antes de decir absolutamente lo contrario y convencer al usuario de algo que puede no ser cierto, Apple debería sacrificar algo de su secretismo y lanzar un “todavía no hemos encontrado la forma correcta de hacerlo”, o un “estamos en ello”. Conociendo a Steve Jobs, no creo que pase, y simplemente me queda recomendar que no nos dejemos convencer tan pronto cuando Apple afirme que algo no sirve, o no es viable para un futuro.


Vídeo YouTube

No hay comentarios: