domingo, 21 de marzo de 2010

¿Cómo nutre la madre al feto?

embrion.jpg Ya sé que muchos de vosotros conocéis cómo los nutrientes de la madre pasan al feto, a través del cordón umbilical. Pero la sangre del cordón umbilical, ¿es sangre materna?, ¿es sangre fetal?, ¿de dónde provienen estas estructuras extraembrionarias?

Intentaremos responder a todas estas preguntas en esta nueva entrada. En el momento de la implantación del embrión, una vez llegado el estado de 16 células ya se encuentran claramente diferenciados dos tipos celulares, las células externas que darán lugar al trofoblasto y la masa celular interna de donde van a derivar todos los tejidos que constituirán el embrión. No obstante en esta entrada dejaremos de lado la masa celular interna y nos centraremos en las células del trofoblasto que junto con la colaboración de células de origen materno darán lugar a ese punto de contacto madre e hijo que es el sistema de la placenta, el cordón umbilical, etc..

image3111.jpgAlrededor del día 7 , mientras la masa celular interna empieza a sufrir los movimientos celulares, formación del surco primitivo, etc.. Las células del trofoblasto sufren una serie de cambios. Las células trofoblásticas van a dar lugar a una capa denominada citotrofoblasto, mientras que otra parte de las células trofoblásticas dan lugar a un tipo celular multinucleado llamado sincitiotrofoblasto (citoplasma con múltiples núcleos) que prolifera abriéndose paso a través del endometrio, primero se adhiere y posteriormente mediante enzimas proteolíticos van ingresando en el interior de la mucosa uterina permitiendo remodelar los vasos sanguíneos de ésta, recordemos que es un 20070417klpcnavid_209.Ees.SCO.pngtejido muy vascularizado. El útero a su vez, estimulado por el sincitiotrofoblasto, hace que los vasos sanguíneos proliferen en esta zona donde finalmente contactan con el sincitiotrofoblasto.

Al mismo tiempo las células del mesodermo extraembrionario del embrión van a dar lugar a los vasos sanguíneos que partirán desde el sincitiotrofoblasto hacia el feto a través del futuro cordón umbilical.

Todo este sistema de vasos maternos, embrionales, sincitiotrofoblasto…va a dar lugar al órgano maduro llamado corion que se fusiona con la pared uterina para dar lugar a la placenta.

Por tanto en ningún momento hay intercambio de sangre entre la madre y el embrión, el corion va a ser la superficie de intercambio, tanto de gases como de nutrientes y esa es una de las razones por la cuál durante la etapa fetal los glóbulos rojos del embrión poseen un tipo diferente de subunidad en la hemoglobina, la subunidad gamma, con mucha más afinidad por el oxígeno, facilitando así la captación del oxígeno que le llega a través de la sangre de la madre. Al mismo tiempo este sistema va a permitir que el feto pueda deshacerse de ciertas sustancias de desecho, mayoritariamente el dióxido de carbono.

Como habéis visto, este complejo sistema de intercambio madre e hijo esta sustentado tanto por tejidos embrionarios como por tejidos maternos, y su formación depende de órdenes que mutuamente se dan entre los dos sistemas para constituir la arquitectura definitiva.

No hay comentarios: